Volver al índice

CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN HERIDAS QUIRÚRGICAS TIPO CLAGGET

Mora, C; Veloso, M; Ruíz, J; Ruíz, I.

Hospital Virgen del rocío. Sevilla

 

IMPORTANTE:

Este texto pertenece a su autor o autores y ha sido presentado en el XIII Congreso Neumosur Enfermería en marzo 2.001 en Cádiz.

Cualquier utilización por terceros, será exclusivamente con carácter divulgativo, educativo o docente y se debe citar la fuente y autor o autores del mismo.

 

 

Resumen:

El Clagget es el drenaje abierto de la cavidad pleural.

Se realiza una resección de segmentos de dos o más costillas junto con músculos intercostales y abocamiento de la cavidad pleural a piel.

Se puede indicar cuando existe una sínfisis pleural o cavidad residual de neumectomía.

Actualmente se suele indicar en el empiema post-neumectomía con o sin fístula bronquial.

Objetivos:

1. Prevenir complicaciones y riesgos.

2. Conseguir la total limpieza de la cavidad pleural, para su posterior cierre quirúrgico.

Material:

- Paño estéril.

- Guantes estériles.

- Pinzas de disección de 25 cm.

- Yodopovidona.

- Suero fisiológico.

- Compresas estériles.

- Mefix.

Método:

El paciente llega de quirófano con la cavidad limpia de detritus y pus.

La primera cura se hará a las 24 horas de la intervención y continuando con curas diarias. Esta consiste en rellenar la misma de compresas húmedas con betadine al 5-10%. El número de compresas irá en proporción directa al tamaño de la cavidad y se hará más o menos presión dependiendo de si existe fístula bronquial para evitar pérdidas aéreas importantes.

En la limpieza de la cavidad se procurará no hacer demasiado arrastre y en caso de hacer lavados de la cavidad, estos estarían contraindicados en el caso de fístula bronquial.

Resultados:

Desde enero de 1.999 hasta agosto del 2.000 hemos tenido ingresados en nuestra unidad 12 pacientes (11 hombres y una mujer) con herida de Clagget. 10 de ellos sucedieron con empiema y en 5 de los casos apareció fístula bronquial.

La evolución de los drenajes abiertos es buena, actualmente 8 de ellos evolucionaron favorablemente cerrando por segunda intención, 2 de ellos se han complicado porque han empezado a sangrar y otros dos casos han sido éxitus.

El cierre definitivo puede ocurrir por segunda intención, o bien ser necesario el cierre quirúrgico simple o con relleno de la cavidad (mioplastia).

Volver al índice